índice ultravioleta

El índice UV solar global (UVI) es una medida simple del nivel de radiación ultravioleta en la superficie de la Tierra y un indicador del potencial de daño cutáneo.

 

Conocer cómo funciona esta herramienta nos permite poner “nombre” a la cantidad de radiación que recibimos. Obviamente, esta medida varía en función del país o lugar donde tenga lugar esta medición y el tipo de piel. No obstante, disponer de esta medición nos ayuda a concienciar al público y alertar a las personas sobre la necesidad de adoptar medidas de protección cuando se exponen a la radiación ultravioleta.

¿Cómo funciona?

El índice UVI expresa la cantidad máxima diaria de radiación UV que afecta a los seres humanos y que incide sobre la Tierra en su hora de máxima exposición, como es el mediodía.

La escala funciona de forma inversa: cuanto mayor es el índice de rayos UV, menor es el tiempo que tardarán en afectar de forma negativa a la piel y ojos, principalmente. Estos valores se representan mediante una escala numérica asociada a una tabla colorimétrica estandarizada que facilita su interpretación en cualquier lugar del mundo.

Nuestro consejo es tomar precaución cuando el UVI alcanza el valor numérico de 3 y aumentarse progresivamente con el incremento de este índice. Se recomienda no bajar la guardia en los días nublados y tener en cuenta que algunas circunstancias como el agua del mar, la arena de playa y la nieve aumentan el riesgo de sobreexposición, pues reflejan la radiación solar.

En muchos países próximos al ecuador, el índice UV puede llegar a un valor de 20 en verano. En Europa, el índice no suele ser superior a 8 durante el verano, aunque puede rebasar este valor, especialmente en las playas.
¿Quién desarrolla este índice?

El UVI fue desarrollado con el esfuerzo internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la Organización Meteorológica Mundial (OMM), la Comisión Internacional de Protección contra Radiaciones No Ionizantes (ICNIRP) y el Oficina Federal Alemana de Protección Radiológica (Bundesamt für Strahlenschutz, BfS).

 

La OMS alienta a los canales de difusión, como los medios de comunicación y la industria del turismo, a publicar el pronóstico del UVI y promover los mensajes de protección solar.

Más información