Fototipos

Cuando hablamos de fototipos nos referimos a la capacidad de la piel para asimilar la radiación solar y la respuesta que tiene ante ella.

 

En base a esto podemos encontrar distintos tipos de pieles que, siguiendo la escala de Thomas Fitzpatrick, se clasifican en 6 fototipos diferentes.

Esta categorización se realiza en función del tono de la piel de un individuo, el color del cabello, la capacidad que tiene para broncearse y su facilidad para sufrir quemaduras solares.

 

Descubre tu fototipo cutáneo y aplica la protección más adecuada a tu piel.

Fototipo I

Son pieles de tez muy clara, tienen facilidad para quemarse con rapidez al exponerse a los rayos solares y no suelen broncearse. Suelen ser personas con cabellos pelirrojos y muchas pecas.

Fototipo 2

Son pieles de tez clara, tienen facilidad para quemarse con rapidez al exponerse a los rayos solares y no tienen mucha dificultad para broncearse. Suelen ser personas con cabellos rubios y pecas.

Fototipo 3

Son pieles de tez intermedia, al exponerse a las radiaciones solares por primera vez su piel suele enrojecerse pero después de los primeros baños solares tienen capacidad para broncearse sin quemarse. Suelen ser personas de cabellos castaños y con algunas pecas.

Fototipo 4

Son pieles tez morena intermedia, tienen facilidad para broncearse de forma intensa sin quemarse dado que sus pieles no son tan sensibles a las radiaciones ultravioletas. Suelen ser personas de cabellos castaños y no presentan pecas.

Fototipo 5

Son pieles de tez morena, al tener un bronceado muy marcado durante todo el año no suelen quemarse. Suelen ser personas de cabellos oscuros y no tiene pecas.

Fototipo 6

Se corresponde con pieles de tez muy morena, no se queman nunca. Suelen ser personas de cabellos muy oscuros y no tiene pecas.