Protege a tus mascotas

Los animales se ven afectados al igual que las personas por los efectos de las RUV en su salud. Se ha observado que los animales que están expuestos por largos periodos de radiación solar, que viven a grandes altitudes sobre el nivel del mar y en lugares tropicales, que carecen de pigmento en la epidermis y que tienen poco pelo o pérdida del mismo, son más propensos a padecer enfermedades de la piel y de los ojos

 

Por este motivo, requieren cuidados fotoprotectores, incluyendo medidas horarias, provisión de sombras, uso de tejidos, fotoprotectores tópicos, suplementos orales, y una correcta hidratación, entre otros. Algunas razas de animales son más sensibles que otras. Hay productos tópicos y orales especialmente formulados para los animales.

 

Proteger a los animales frente a las RUV es una responsabilidad tanto individual como social, e involucra a las instituciones o las empresas que están al cuidado de los animales.

 

Consulta con tu veterinario.